logo logo

SUGERENCIAS HIGIÉNICAS Y NUTRICIONALES PARA PACIENTES QUE TIENEN MIGRAÑA

La migraña tiene un origen multifactorial, o sea, que en cada paciente hay una serie de factores que influyen en la aparición de las crisis. Entre estos se pueden citar: involucrados para que se desate un ataque de migraña:

  • El factor hereditario.
  • La ansiedad, el estrés y la tensión nerviosa.
  • La fatiga.
  • Los olores fuertes.
  • Los ruidos y sonidos altos.
  • El calor.
  • La luz: por ejemplo: estar mucho tiempo al sol o con luz fluorescente, luces muy brillantes.
  • Los cambios en la presión atmosférica.
  • Relacionados con el sueño: la falta, exceso o cambios del ciclo de sueño.
  • La disminución en los niveles de azúcar del organismo (ayunar por las mañanas).
  • La menstruación, e incluso el uso de píldoras anticonceptivas.
  • Problemas en el hígado.
  • Problemas en la visión, trabajar a veces muchas horas delante del ordenador.
  • Mala alimentación: aproximadamente uno de cada 5 pacientes de migraña tienen crisis desencadenadas por uno o varios alimentos combinados. Esto se debe a que diversos alimentos pueden producir variaciones en el sistema vascular.

Por lo tanto, aunque el abordaje farmacológico es importante, mayor relevancia adquiere la prevención relacionada con la dieta y los hábitos de vida.

A continuación se enumeran diversos grupos de alimentos que podrían desencadenar los dolores de la migraña. Pruebe a eliminar uno a uno estos alimentos hasta detectar cuál le produce su migraña:


1) Alimentos ricos en sal: Puede estar presente como nitrato de sodio o glutamato monosódico.

Se encuentra en: sazonadores (salsa de soya, salsa de tomate, aderezos), ablandadores de carne, cocina china y japonesa, alimentos procesados incluyendo los enlatados y deshidratados, sopas enlatadas, vegetales y carnes procesadas, salmón ahumado, salami, embutidos.


2) Estimulantes químicos (tiramina, feniletilamina, alcohol, aspartame).

La tiramina es un aminoácido vasoactivo (estimulante de los vasos sanguíneos) que puede ocasionar migraña. Se encuentra en el queso curado (queso cheddar, suizo, Gouda), higos, vino rojo, pescado, hígados de pollo, entre otros. Estos alimentos pueden ser peligrosos también para los pacientes que consumen algunos antidepresivos.


La feniletilamina es otro vasoestimulante. La contienen el chocolate, las colas, el té y el café. Por esto se recomienda el café descafeinado y el té de hierbas.


Las bebidas con alcohol: contienen histaminas que conllevan a la vasodilatación. En especial sucede con la cerveza, vino tinto, brandy, bourboun, gin y whisky. El licor que menos estimula al sistema vascular es el vodka.


Los alimentos que contienen aspartame en ocasiones contribuyen a la presencia de migraña. Debe revisar la información nutricional de cada alimento.

3) Alimentos alergénicos.

La leche es el alimento alergénico mas conocido, tomar más de 1 ó 1½ vasos al día puede producir histaminas que son las responsables en algunas personas intolerancia a los productos lácteos.
Otros alimentos como el trigo, el maíz, nueces, cerdo, maní, mantequilla de maní, coco pueden ocasionar la migraña.
La levadura es un irritante común en pacientes que sufren de migraña, por lo que panes caseros y panqueques de café no deben ser consumidos hasta que se hayan enfriado.

En general un paciente con migraña debe de evitar los siguientes alimentos:
Bocadillos : papas tostadas, pretzels, nueces, galletas saladas, aceitunas, confites de chocolate, donas, mantequilla de maní, galletas de mantequilla de maní, brownies, frituras y alimentos que contienen aspartame.

Bebidas: refrescos de cola, café (más de 2 tazas por día), té (más de 2 por día), cerveza, vino tinto, whisky, bourboun, gin, brandy, sherry, bebidas en polvo, bebidas estimulantes, bebidas azucaradas, leche de vaca entera, yogourt.

Otros: Chocolates y cacao, frutos secos, nueces, productos ahumados, carnes curadas, picante, colorante amarillo y otros condimentos, salsa de tomate, aderezos, adobos, alimentos en escabeche, la col fermentada y frutas como el aguacate, las frambuesas y los plátanos. Levadura y tabaco.

Algunos médicos recomiendan no consumir helados cuando se tiene dolor de cabeza, ya que el frío actúa sobre los nervios del paladar y causan dolor.

 

¿Cómo hacer para prevenir la migraña?

1. No dejar pasar muchas horas sin comer y hacerlo con regular frecuencia (4 ó 5 raciones pequeñas en vez de 3 abundantes).

2. No fumar.

3. Moderar el consumo de alcohol, principalmente vino tinto.

4. Hacer ejercicio moderado, como caminar, nadar o trotar, tres veces por semana.

5. Ingerir Vitamina B2: reduce significativamente el dolor de cabeza. La encontramos en alimentos que contienen riboflabina: las sardinas, las lentejas, el salmón, la lubina, las setas…
6. Ingerir Vitamina B6: Necesario para aumentar la serotonina, la cual evita la aparición del dolor. Además, la deficiencia de vitamina B6 a nivel del cerebro puede desencadenar conductas agresivas e hiperactividad que son detonantes de migraña. La podemos encontrar en el pollo, la carne de cerdo, el bacalao, el atún, la trucha, el salmón, las patatas al horno (con piel), el brócoli, los espárragos, los nabos, los cereales integrales, las lentejas, las semillas de girasol, el salvado
7. Ingerir magnesio: se encuentra en las semillas de girasol, en las nueces, en el arroz integral, en las castañas secas.

8. Dieta baja en grasas y alta en carbohidratos complejos puede ser efectiva en reducir la frecuencia de las migrañas. Los carbohidratos complejos o polisacáridos proporcionan energía al organismo y colaboran a evitar cambios bruscos en los niveles de azúcar en la sangre; se encuentran en granos, pan, cereales (preferentemente integrales), papa y pastas. Asimismo, reducen la fatiga y proporcionan efecto tranquilizador muy confortante. Las frutas y verduras en general tienen muy bajo aporte calórico y prácticamente nada de grasa, además de importante contribución de azúcares y fibra.
La carne asada debe consumirse al horno y no al carbón, ya que éste al quemarse desprende toxinas que son absorbidas por el producto y después asimiladas por el organismo; recuerde no agregar salsas o sazonadores, como la de barbacoa, o colorantes amarillos de algunos condimentos.
En vez de arroz guisado prefiéralo hervido con un diente de ajo y un chorrito de aceite de oliva.

  Neurocirugía