logo logo

SUGERENCIAS HIGIÉNICAS Y NUTRICIONALES PARA PACIENTES QUE TIENEN VÉRTIGO.

  • Beba toda el agua que necesite. En pacientes con vértigo no está claro si el exceso o el defecto de agua es mejor o peor. Por ello no incida en este aspecto: déjese llevar por las necesidades que indica la sed. La deshidratación es una causa común de vértigo. Puedes necesitar más agua si hace calor, está trabajando o realizando alguna actividad física.
  • Vigile y controle la cantidad de sal que incluye sus comidas. No solo la que añade en la mesa sino la que lleva el alimento o la que se añade durante su preparación. Evita los alimentos con un alto contenido en sodio. El sodio puede aumentar la frecuencia e intensidad de los episodios del vértigo. Un desequilibrio de líquido en el oído interno suele ser la causa del vértigo, especialmente en personas con la enfermedad de Ménière, para ellos disminuir la cantidad de sal es el primer escalón de su tratamiento. Este es un elemento químico fundamental para controlar le presión arterial y el volumen de sangre. En pacientes con vértigo es recomendable bajar la ingesta diaria a 2000 mg con el objeto de prevenir la retención de líquidos. El contenido de sodio es muy alto en las bebidas gaseadas, comidas precocinadas, condimentos, etc. Un nutricionista le podrá ayudar.
  • Haga 5 comidas diarias frugales controlando los excesos y bajadas descontroladas de azúcar. Los alimentos altos en azúcar pueden desencadenar los síntomas de vértigo al elevar los niveles de la presión arterial y disminuir el flujo de oxígeno al cerebro. Controla tu ingesta de dulce reemplazando los refrigerios azucarados por alimentos ricos en proteína y fibra.
  • Evita cantidades excesivas de cafeína. La cafeína actúa como diurético y puede alterar el equilibrio de los líquidos en el oído interno. Las propiedades estimulantes de la cafeína pueden desencadenar episodios de vértigo o empeorar los síntomas de vértigo existentes.  A su vez, reduzca un 20% la ingesta de bebidas ricas en cafeína, como el café (use descafeinado), pero también la que hay en bebidas de cola, el chocolate y, el té. Las infusiones, la leche y el zumo son opciones de bebidas sin cafeína.
  • Evite los alimentos con “glutamato monosódico” (MSG). Es una sal que se usa como condimento para potenciar el sabor de los alimentos pero que también tiene su función fisiológica en el organismo (en concreto en el intestino). Las personas intolerantes a esta sustancia, pueden experimentar dolor de cabeza, mareo o vértigo, náuseas y vómitos, mucosidad nasal, crisis asmática o incluso reacción de pánico. Es prudente revisar la información nutricional si una de estas reacciones ocurre después de una comida y, ante la duda consulte con su médico por si se trata de una reacción médica adversa o no. Si hay dudas sobre una posible alergia alimentaria acuda a un alergólogo que le hará el estudio adecuado.
  • Lleva una dieta rica en magnesio. La deficiencia de magnesio puede causar vértigo y fatiga. El magnesio regula los líquidos en el cuerpo y ayuda a la circulación de la sangre. Los alimentos ricos en magnesio incluyen la espinaca, brócoli, cereales integrales, frijoles, tofu, yogur, fletán, patatas y frutos secos.
  Neurocirugía